10 September 2018

UNA PUESTA EN ESCENA QUE ATIENDE A LA INQUIETUD DE ABORDAR EL EROTISMO, EL DESEO Y LOS INSTINTOS QUE NOS SOBREPASAN.

El Festín es un proyecto realizado por el colectivo Sociedad de Carne y HuesoAura Arreola e Iraís Bermejo, el cual tiene como base el teatro inmersivo, la danza butoh y el burlesque para redescubrir en cada puesta en escena qué es el erotismo.

El proyecto inició en 2016 de la inquietud de Aura, que en ese momento se encontraba desarrollando con otra compañía una pieza de danza que hablaba sobre la violencia. Esto le generó una gran afectación corporal surgiendo en ella la necesidad vital de ir a lo contrario; su instinto la llevó a explorar el erotismo.

El terreno de la danza en muy represor contra el cuerpo femenino, entonces empezamos a pensar nuestro cuerpo desde el placer. El Festín inicio con la intención de buscar esta exploración y sentirme acompañada por otros cuerpos y otras mujeres.

Poco tiempo antes de decidir arrancar el proyecto Aura había visto un espectáculo de burlesque de Adriana Olivera mejor conocida como “la pájara” una actriz y diseñadora de vestuario con una gran trayectoria artística.

Me encantó ese proyecto, me encantó ver cómo el cuerpo de la mujer busca su propio erotismo fuera de los paradigmas sociales y de lo que es “bello”.

Estos dos hechos fueron puntos de confluencia que generaron una preocupación de lo femenino, entonces Aura y su equipo, la Sociedad de Carne y Hueso, empezaron a pensar sus cuerpos desde el placer y el erotismo buscando generar algo que se pudiera compartir con cualquier persona no solo en un terreno escénico, sino más personal.

La idea fue empezar a explorar varios terrenos de lo erótico, empezando desde lo más convencional. Entramos a clases de belly dance, voguing, etc., exploramos esos terrenos que nosotras habíamos rechazado por intentar estar afuera. Entendimos que los rechazamos por que sabíamos que no éramos aceptadas, ese fue el primer confrontamiento. Después “jugamos” con otros registros como la comedia, el burlesque y la danza butoh.

La diversidad de ámbitos escénicos que explora el equipo del Festín logra que el espectador se acerque y se aleje de lo que pasa: por un lado la comedia acerca mucho, la risa destruye barreras y de pronto se entra a terrenos de lo siniestro y de relaciones de poder que generan sensaciones encontradas.

El Festín busca crear un vínculo sensorial, por esta razón generan experiencias inmersivas (para máximo 35 personas) que son aproximaciones entre danza, teatro, gastronomía, construcción de bodegones vivos y arquitectura, para que el público empiece a relacionarse de manera distinta en cada puesta en escena.

Cuando vas a una obra de teatro sabes cuándo empieza y cuándo acaba este ritual, aquí  estamos borrando estas divisiones, pues no sabes cuándo empiezan o si ya estás inmerso para estimular los sentidos. Es una propuesta a sumergirte en tu propio erotismo a partir de nuestras provocaciones.

En México son pocos los proyectos que se atreven a hablar del erotismo, por eso es importante para el equipo del Festín unir fuerzas y crear colaboraciones con equipos que, al igual que ellos, busquen la exploración del erotismo.

Iraís Bermejo es la encargada de acercar a distintas iniciativas creativas a El Festín, inicialmente ella no era parte del proyecto, pero después de asistir a una sesión quedó cautivada por él y decidió unirse. Como gestora cultura comenzó a vincular otros proyectos creativos y culturales que, desde su disciplina, hablan de erotismo como la marca de moda Marika Vera.

El erotismo es una fuerza que tienen tanto las mujeres como los hombres y que se ha confundido con la pornografía. El Festín es un proyecto que tiene una potencia enorme que se puede mezclar con muchas disciplinas.

La magia del Festín es el halo de misterio que hay alrededor de estas experiencias significativas, todas son distintas, por lo cual la única manera de entenderlo al 100% es viviendo uno.

Es importante entender que no es necesariamente una experiencia que tenga que ver con una cuestión sexual, más bien es aprender a disfrutar la vida y la relación misteriosa que tiene el erotismo con la muerte y el deseo para entenderlo como una fuerza creadora y destructora al mismo tiempo.

ara mantener el misterio que hace especial cada sesión del Festín decidimos ilustra estar nota con fotos del espacio en el que se llevará acabo la siguiente edición, Patio 77 una casa porfiriana convertida en hotel boutique-ecológico en la colonia San Rafael el próximo 28 de julio. 

Una experiencia que envolverá al público haciéndolo libre de elegir lo que quiere ver y a dónde ir en una experiencia que estimulará sus sentidos con el diseño ecléctico de la casa, con la nostalgia porfiriana que sale de sus paredes y la puesta en escena de los bailarines, cada uno de los asistentes podrá construir su propio recorrido erótico.

Invitamos a nuestros lectores después de leer este texto imaginar su propia experiencia en el Festín, pensando que es lo que a ellos les gustaría descubrir acerca del erotismo, después, los invitamos a entrar en el Instagram del proyecto, acto que los llevará a darse cuenta que tal vez lo que imaginaron sea distinto, pero la única manera de descubrirlo es reservar su lugar para la próxima edición.

Reservaciones & info: somoselfestin@gmail.com

Comentarios